Ser medico de familia no es fácil

¿Algún médico en la sala?

Ser medico de familia no es fácil. Siento decepcionar a todo aquel que pensó por un instante que lo era. Y a todo aquel que por un momento se planteó el porque de la existencia de esta especialidad tontuna, que aún a día de hoy, sigue siendo “de segunda división”.

Y es que ser medico de familia, no es fácil. En absoluto. Ser capaz de entender a Carmen, una abuelita de 83 años que llama des de su casa un sabado por la mañana porque des de hace tres días se nota las piernas hinchadas, y que en el fondo se siente muy sola porque este fin de semana su hija ha decidido irse a un camping con su marido y sus hijos. O comprender a Mohammad, que llega a la consulta de urgencias con un dolor lumbar de 1 año de evolución y que no ha consultado antes porque…

Ver la entrada original 366 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s