Medicina de resultados: cuando los árboles no dejan ver el bosque

Curar a veces, aliviar a menudo, consolar siempre

Bosque

Soy una firme defensora de los datos, de medir resultados y de usar indicadores de calidad en la asistencia médica. Hasta que no empiezas a contar y medir lo que haces, no sabes: a) lo bien que lo haces (y eso también es importante); b) dónde tienes oportunidades de mejora o incluso qué necesitas cambiar urgentemente. Y más de una vez he criticado a los que miden la calidad sanitaria basándose solo en calidad percibida. Sin embargo, el otro día me encontré jugando en el equipo contrario, y es que cualquier cosa llevada al extremo pierde sentido. Me explico…

La semana pasada salí puntualmente de mi desconexión veraniega para compartir  una noticia que se publicó sobre mi servicio: la apertura de puertas que permitía visitas de hasta seis horas al día. Podéis leerlo aquí o aquí. Alguien en twitter me pidió datos y yo les di los que tenemos…

Ver la entrada original 436 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s