Desayuno con fotones

Cuando se habla de radiactividad casi sin quererlo todo el mundo tiende a pensar en grandes centrales nucleares, en hombres con trajes y máscaras, en desastres como Chernobyl o Fukushima o en barriles con el símbolo de radiactividad pintado en rojo. Algunos, con la ayuda de este blog, quizás se les vaya la mente también al uso médico de las radiaciones (radiología, medicina nuclear, radioterapia…). Todos estos pensamientos tienen en común una cosa: están centrados en radiactividad artificial, generada de manera intencionada por el hombre.

Pero hay otro tipo de radiactividad, la natural, que recibimos todos los terrícolas, nos guste o no, y que constituye una parte muy importante de la dosis anual acumulada por la población. De hecho, según la NCRP160 esta contribución supone aproximadamente el 50% de la dosis poblacional.

Sin entrar en demasiado detalle, el Foro de la Industria Nuclear define fondo radiactivo natural como el conjunto…

Ver la entrada original 1.538 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s